La impresión 3D esta teniendo un impacto dentro de las múltiples actividades que se desarrollan dentro de la sociedad, ahora también lo podemos ver en el campo de la medicina y de esta manera revolucionar la ortopedia. En la  Universidad Cornell desarrollaron una oreja, basados en células de cartílago, pero apoyados en la impresión 3D.

El trabajo tuvo como objetivo desarrollar una oreja artificial , principalmente para niños con deformaciones congénitas en esta parte del cuerpo, mas conocido como microtia.

En este caso, el equipo de investigadores de la Universidad de Cornell se puso como objetivo el desarrollo de una oreja artificial basándose en células vivas e impresión 3D con la idea de encontrar una solución para los niños que nacen con defectos congénitos que provocan que no se le hayan desarrollado las orejas al nacer (un defecto congénito conocido como microtia).

Oreja artificial gracias a células e impresión 3D

oreja artificial con colágeno e impresión 3D

Para lo cual, se hizo un diseño en CAD para modelar tridimensionalmente la oreja de un paciente, estos datos fueron obtenidos gracias aun scanner 3D de las orejas de los niños con microtia  Con estos datos se creo un molde mediante impresión 3D, el cual luego fue rellenado con un colágeno donde se colocaron células de cartílago (células condrógenas) que proceden de una vaca. Se realizo de esta manera por motivos experimentales, pero la idea es aplicarlo después con células de un paciente humano. Una vez realizado esto, las células deberán prosperar e ir ocupando el espacio que el colágeno dejo mientras alimenta las células  esto hasta tener una estructura estable que se pueda implantar al paciente y recubrir finalmente con piel, mientras se sustituye por completo el colágeno por las células condrógenas. Experimentalmente se demostró que se pudo implantar una oreja humana en el lomo de una rata de laboratorio al cabo de tres meses.

Este trabajo trae nuevas oportunidades en el desarrollo de implantes, pues las probabilidades de rechazo se reducen a un mínimo  puesto que todo se basa en células del mismo paciente, lo que promete un futuro a la solución de personas que también hayan sufrido accidentes o enfermedades que hayan afectado partes sensibles como el pabellón auditivo.

Lee también:   Récord de ventas de yodo en EEUU por miedo a la radiación

Según informan los investigadores, este implante podría estar realizándose en un humano en el año 2016, fecha que se calcula podrán certificar su técnica en humanos.

Vía | blogs.smithsonianmag.com

Fuente | plosone.org

Articulos relacionados

Compartelo:
Menú de cierre